PROYECTAR

Entendemos la profesión de arquitecto como un servicio a las personas que nos confían sus proyectos y como una aportación al mundo de la cultura. Diseñamos arquitectura que a la vez es arte y es función, una arquitectura que construye una idea, una arquitectura creativa y contemporánea.

Abordar, desarrollar y construir un proyecto de arquitectura es un trabajo complejo donde intervienen muchos factores. Detrás de cada proyecto hay un concepto que lo sostiene, un lugar donde se contextualiza, un numeroso equipo humano que lo alienta y lo construye, la personalidad y los sueños de un cliente y una larga historia de acontecimientos. Las fotografías se quedan cortas, pero algo es algo.

El proceso de trabajo de un proyecto de arquitectura

622A7316
Imagen1

1. Recopilación de datos y análisis

Para acertar con la propuesta es necesario conocer muy bien lo que tenemos entre manos, lo que se quiere hacer y lo que se puede hacer. Para conocer a nuestros clientes, su personalidad, sus necesidades y sus posibilidades, llevaremos a cabo varias entrevistas. Para analizar el lugar tomaremos medidas y fotografías, recopilaremos las normativas que le afecten, nos informaremos de su historia, etc. En caso de un negocio, analizaremos el modelo de negocio actual y a la competencia, para poder mejorarlo y potenciar las ventas.

2. Ideas y conceptos del proyecto

Con todas las variables de la ecuación recopiladas, comenzamos a resolver la cuestión: ¿qué hay que hacer? o ¿cuál es la idea de este proyecto? ¿qué conceptos aportan sentido, aciertan, potencian y confieren unidad? Estas cuestiones se van trasladando a esquemas, croquis, perspectivas o maquetas. Son las primeras representaciones de los conceptos del proyecto y en ellos están ya incoadas las ideas del proyecto.

 
Imagen3
transformar-proceso-creador-proyecto-basico

3. Anteproyecto

La evolución de estos primeros bocetos se traslada a unos planos de planta y secciones a nivel de anteproyecto. Este es el primer documento de la propuesta que se muestra al cliente y en algunos casos podrá ir complementado por ejemplo con una maqueta o con unas vistas en 3D. El anteproyecto es revisado una o varias veces por el arquitecto y por los clientes hasta comprobar que los conceptos y necesidades han quedado recogidos en la propuesta.

4. Proyecto Básico

A la base del anteproyecto se añaden el resto de alzados y secciones, planos acotados, memorias y fichas urbanísticas necesarias para cerrar la fase de diseño del proyecto a nivel de distribución, composición y planteamiento. Con el Proyecto Básico se puede solicitar la licencia de obras en el ayuntamiento, previo visado por el Colegio Oficial de Arquitectos.

 
transformar-proceso-creador-proyecto-ejecucion
transformar-proceso-creador-proyecto-interiorismo

5. Proyecto de Ejecución

Es la fase de trabajo que desarrolla el Proyecto Básico, con la determinación completa de detalles y especificaciones de todos los materiales, elementos, sistemas constructivos y equipos. Muchas de las decisiones, como por ejemplo los acabados, la distribución de enchufes o el tipo de calefacción, se toman conjuntamente con el cliente. También incluye la medición de partidas del Presupuesto de Ejecución Material. Se deberá presentar visado por el Colegio Oficial de Arquitectos al ayuntamiento para el visto bueno final del proceso de solicitud de la licencia de obra.

6. Proyecto de interiorismo e iluminación

Esta parte de los trabajos no todos los estudios de arquitectura la ofrecen porque requiere de una preparación cualificada. En esta documentación se definen los modelos, colores y características del mobiliario y de las luminarias del proyecto, así como el diseño del mobiliario a medida. Pueden definirse también otros complementos como estores, cojines, alfombras o ropa de cama, a petición del cliente.

 
transformar-proceso-creador-proyecto-ejecucion-obra
transformar-proceso-creador-proyecto-llave-en-mano

7. Dirección de obra

Constituye la fase en la que los arquitectos llevamos a cabo la coordinación del equipo técnico-facultativo de la obra, la interpretación técnica, económica y estética del Proyecto de Ejecución, así como la adopción de las medidas necesarias para llevar a término el desarrollo del mencionado Proyecto de Ejecución, estableciendo las adaptaciones, detalles complementarios y modificaciones que puedan requerirse con el fin de alcanzar la realización total de la obra. Para los proyectos de Obra Mayor, es obligatorio en esta fase la asistencia de un Arquitecto Técnico, que realizará la Dirección de la Ejecución.

8. Recepción del edificio y ¡a disfrutar!

En esta fase se entrega el Certificado Final de Obra, y el Estado Económico Final por parte del Arquitecto Técnico. Ya esta todo listo para entregarte la obra. En cuanto se amueble y se coloquen las luminarias, ¡puedes disfrutar de tu proyecto!.